¿Cuánto duran las cebollas? Consejos para un almacenamiento óptimo

Si alguna vez ha comprado cebollas a granel, es probable que algunas hayan envejecido antes de poder usarlas todas. En este artículo, echamos un vistazo a la vida útil típica de las cebollas y algunos consejos sobre cómo almacenar las cebollas correctamente.

Imagen de cebollas amarillas

Desde cebollas amarillas hasta cebolletas y Vidalias dulces, las cebollas son una de las verduras caseras más comunes utilizadas en recetas en todo el mundo. Son versátiles para cocinar, tienen un sabor intenso y picante, y son conocidos por su vida útil relativamente larga.

Pero, ¿cuánto tiempo duran las cebollas? ¿Y si se han cortado? ¿Y cuánto duran las cebollas en la nevera? En resumen, depende de cómo los almacene, así como del tipo de cebolla con la que esté tratando. Por ejemplo, las cebollas verdes no deben almacenarse de la misma manera que las que tienen forma de bulbo y están cubiertas con una piel delgada como el papel (también conocidas como cebollas regulares o para todo uso, como en la imagen de arriba).

Para prolongar la vida útil de las cebollas y evitar que se echen a perder antes de usarlas, hemos reunido algunos consejos para el almacenamiento junto con un desglose de la vida útil.

La vida útil típica de las cebollas

Si bien la vida útil de cualquier producto alimenticio variará, la mayoría de las cebollas pueden durar de semanas a meses si se almacenan adecuadamente.

Aquí hay un vistazo rápido de cuánto duran las cebollas por tipo:

  • cebollas regulares– Estos incluyen amarillo, blanco, rojo, Vidalia y otros tipos de cebollas en capas envueltas en una piel de papel. Almacenados correctamente (más sobre eso a continuación), durarán hasta seis semanas sin refrigerar y uno o dos meses en el refrigerador.
  • Cebollas verdes– También conocidas como cebolletas, las cebollas verdes son largas y delgadas con pequeños bulbos blancos al final. Su sabor es suave y casi picante, se come crudo o cocido. La vida útil típica es de hasta dos semanas en refrigeración, o de tres a cinco días fuera.
  • chalotes– Los chalotes duran hasta dos meses en el refrigerador y alrededor de cuatro a seis semanas sin refrigerar. Son más pequeñas que las cebollas normales, tienen una forma más ovalada y tienen un sabor fuerte y dulce que recuerda al ajo.
  • Puerros– Este miembro de la familia de las cebollas, de sabor ligeramente dulce, tiene una vida útil de hasta dos semanas refrigerada, y solo unos tres días fuera.
Post relacionado  Cómo Usar la Salsa Pesto: 10 Alternativas Sabrosas y Más Saludables a la Pasta

Por supuesto, la duración de las cebollas dependerá de las condiciones de almacenamiento, así como de la frescura en el momento de la compra. Puede congelar cebollas de cualquier tipo para prolongar su vida útil, aunque esto puede requerir alguna preparación, como escaldarlas o cortarlas en trozos más pequeños.

¿Cuánto tiempo duran las cebollas en la nevera?

Si bien la refrigeración aumenta la vida útil de las cebollas, asegúrese de colocarlas en el cajón de baja humedad. Esto es muy importante, ya que demasiada humedad puede hacer que las cebollas se vuelvan demasiado blandas y, finalmente, blandas.

En cuanto a la vida útil de las cebollas cortadas, todos los tipos suelen durar alrededor de 7 a 10 días en el refrigerador. Al envejecer, se volverán viscosos y tendrán un olor cada vez más penetrante. Para aprovechar al máximo sus cebollas, asegúrese de almacenarlas correctamente y evite algunos errores comunes, que se describen a continuación.

Cómo almacenar cebollas

Cada tipo de cebolla requerirá diferentes métodos de almacenamiento. En lugar de optar por el envoltorio o las bolsas de plástico cuando llegue el momento de almacenar cebollas picadas, cortadas en cubitos, en rodajas o picadas, considere algo más ecológico, como envoltorios de alimentos sin plástico.

Si tiende a mantener las cebollas a granel, revíselas cada pocos días para detectar signos de deterioro para evitar la propagación de moho y bacterias.

cebollas regulares

Para almacenar cebollas individuales o a granel frescas de la tienda, es esencial que se mantengan en un área fresca, ventilada, oscura y seca. La temperatura de almacenamiento ideal es entre 40 y 50 °F, como en la bodega del sótano o incluso en el garaje (siempre y cuando estén protegidos de cualquier insecto). De lo contrario, puede guardarlos en una canasta o tazón en su mostrador, lejos del calor o la luz.

Post relacionado  ¿Qué significa la etiqueta del USDA en los alimentos?

Tenga en cuenta que las cebollas y las papas no deben almacenarse una al lado de la otra, ya que esto acelera el proceso de maduración.

Para almacenar cebollas enteras en el refrigerador, envuélvelas en una toalla de papel y colócalas en una bolsa de tela, como nuestras bolsas de algodón reutilizables. Luego, guárdelos en el cajón para verduras de baja humedad. Esta es una de las mejores formas de almacenar cebollas en el refrigerador para preservar su sabor y textura.

En cuanto a cómo almacenar las cebollas cortadas, simplemente póngalas en un recipiente hermético (el vidrio funciona muy bien) o en una bolsa y colóquelas en el refrigerador. Si preparó en exceso y necesita que las rodajas de cebolla duren más de una semana, colóquelas en una bolsa hermética en el congelador; durarán hasta seis meses, aunque la textura y el sabor cambiarán una vez que se retiren. (Para congelar cebollas enteras, primero deberá blanquearlas).

cebollas verdes y puerros

A pesar de sus diferencias en tamaño y textura, puedes almacenar cebollas verdes y puerros de la misma manera. Si las deja afuera, es mejor colocar las cebollas verticalmente en una jarra con agua, con la raíz blanca hacia abajo, donde permanecerán en buen estado durante unos días. En el refrigerador, también puede probar esto (si hay suficiente espacio), envolviendo la parte superior en una toalla de papel o en una bolsa y asegúrelo con bandas elásticas.

De lo contrario, guarde los puerros y las cebolletas en el refrigerador envueltos en una toalla de papel con una banda de goma ligeramente húmeda. Colóquelos en el cajón para verduras para niveles óptimos de humedad. Congelados, córtelos en anillos o rebanadas y guárdelos en una bolsa o recipiente con cierre hermético.

Post relacionado  Productos totalmente naturales vs orgánicos

chalotes

Puede almacenar chalotes utilizando los mismos métodos mencionados anteriormente para las cebollas normales. Las áreas frescas, oscuras y con poca humedad son las mejores, en una canasta o en una bolsa de malla o tela que se deje afuera. Refrigerados, guárdelos en el cajón para verduras envueltos en toallas de papel dentro de un pequeño saco de lona.

Los chalotes cortados se deben refrigerar en un recipiente o bolsa hermética y se pueden congelar siempre que se les haya quitado la piel y se hayan separado los dientes.

Señales de que tus cebollas están viejas

Hay algunas cosas a tener en cuenta para saber si las cebollas se han echado a perder. Si bien se pueden eliminar algunos indicios de una cebolla que no es buena (como una mancha de moho), si todo el bulbo está empapado y podrido, es mejor enviarlo al compost.

Los signos reveladores de cebollas viejas incluyen parches oscuros o descoloridos, moho, olor a podrido y brotes. Las cebollas verdes y los puerros también comenzarán a verse y oler a podrido, cambiando de color de un verde brillante a un verde más oscuro, marrón y amarillo. También se volverán blandas y viscosas. ¡Por obvio que parezca, las cebollas mohosas y estropeadas no se consideran seguras para comer!

Pensamientos finales

El almacenamiento de cebollas tiene muchas capas, pero con los recipientes y envoltorios de alimentos adecuados, puede estar seguro de que sus alliums (el nombre científico de las cebollas) se conservan de forma segura durante el mayor tiempo posible.

Deja un comentario