Los mejores consejos sobre cómo limpiar un difusor

Un electrodoméstico pequeño siempre se ve genial cuando se exhibe en una tienda o en Amazon. Brillante, tentador, perfecto. No puede esperar para llevárselo a casa o que llegue a su puerta.

Lo enchufas, lo enciendes, funciona exactamente como esperabas. Y es solo entonces que recuerdas.

También tienes que limpiarlo.

Algunos electrodomésticos no tienen muchas partes móviles, rincones o grietas. Son fáciles de mantener limpios. Otros, por decirlo bien, son un dolor de cabeza para mantener.

Afortunadamente, los difusores de aceites esenciales están en la primera categoría. Cuidarlos no es difícil. Pero, si me perdona el juego de palabras, es esencial.

¿Por qué limpiar su difusor de aceite esencial?

Cuando está dispersando aceite esencial (EO) en el aire de su hogar, desea obtener todos los beneficios medicinales del aceite y, por supuesto, desea que su hogar huela maravilloso. Eso no sucederá si el OE está contaminado con suciedad, mugre o, lo que es peor, moho y bacterias. Es inusual que crezcan gérmenes dentro de un difusor, porque muchos aceites en realidad tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas. Pero puede pasar.

Hay otros problemas potenciales: cuando pones aceite esencial en un difusor de aromaterapia que aún contiene restos de una variedad antigua, la mezcla de aceite puede crear un aroma muy diferente al que esperabas. Algunos aceites dejan residuos pegajosos y la acumulación puede obstruir los trabajos. Y en el peor de los casos: los residuos de aceite o el exceso de agua pueden causar corrosión e inutilizar el difusor, además de anular la garantía.

Post relacionado  Receta saludable y orgánica de golosinas para perros con 3 ingredientes

Afortunadamente, limpiar un difusor de aceite esencial no es difícil. Sólo tienes que recordar hacerlo regularmente.

Cómo limpiar un difusor después de usarlo

Consejo rápido de seguridad primero: siempre desenchufe un difusor antes de limpiarlo.

La limpieza regular de su difusor de aceite esencial es simple. Si tiene prisa, puede vaciar cualquier resto de aceite o agua del depósito y limpiarlo con un paño suave (no con una toalla de papel). Un paño húmedo y suave es aún mejor, y un paño de microfibra húmedo es lo mejor.

Si tiene tiempo extra, intente difundir un poco de aceite de limón antes de limpiarlo; eso aflojará los residuos en el depósito y las líneas de agua para que sean más fáciles de limpiar. Si la máquina no tiene un depósito, use agua del grifo para enjuagar la boquilla del difusor y límpiela con un paño o un bastoncillo de algodón (como un Q-tip).

Vuelva a enchufarlo y estará listo para comenzar.

Cómo limpiar profundamente un difusor ultrasónico

La mayoría de los difusores son modelos ultrasónicos. Mezclan aceite esencial con agua y luego usan vibraciones de muy alta frecuencia creadas por una pequeña placa ultrasónica debajo del depósito para crear una fina niebla. Hay micropartículas de aceite esencial en esa niebla, que se difunde en el aire.

Para limpiar a fondo su máquina ultrasónica, apáguela, vacíe el agua estancada o el exceso de aceite y llene el depósito de agua hasta la mitad de la «línea de llenado» con agua limpia. Luego agregue 7-10 gotas de vinagre blanco puro y deje que el difusor funcione durante unos cinco minutos. Apáguelo y drene el depósito.

Post relacionado  Una guía para principiantes sobre Homesteading: 6 sencillos pasos hacia su primera Homestead

Cómo limpiar profundamente un difusor nebulizador

La difusión a través de un nebulizador no requiere agua. En su lugar, la máquina utiliza aire presurizado para romper los aceites esenciales en partículas microscópicas, que se liberarán en el aire.

Eso hace que un difusor nebulizador sea fácil de limpiar en profundidad. Llene el depósito con alcohol y déjelo reposar durante aproximadamente una hora, asegurándose de girar la parte superior para que parte del alcohol entre en el interior del microtubo. (Si se trata de un modelo con capota de “cambio rápido”, puede sumergir toda la capota en el alcohol). Luego limpie todo con un paño limpio y suave, y listo.

(Si tiene un difusor de calor que contiene aceite esencial en una bandeja sobre un elemento calefactor, puede hacer lo mismo con la bandeja que haría con el depósito en un difusor nebulizador).

No olvides limpiar

Es parte de la naturaleza humana, al menos para la mayoría de las personas, apagar un difusor sin limpiarlo y, cuando llega el momento de volver a usar la máquina, pensar: “Tengo mucho que hacer. Lo limpiaré la próxima vez”.

Probablemente puedas salirte con la tuya varias veces, pero no es una buena idea. Un difusor de aromaterapia sucio puede expulsar olores desagradables y será más propenso a romperse. Lo que es más importante, no proporcionará todos los beneficios de salud y bienestar por los que compró el difusor en primer lugar.

Deja un comentario