Cómo limpiar un microondas naturalmente

¿Busca una forma más ecológica de limpiar su microondas? Pruebe estas cuatro técnicas sencillas para limpiar un microondas de forma natural sin productos químicos agresivos.

Imagen de una cocina limpia con un microondas limpio

Los microondas son electrodomésticos comunes que ayudan con todo, desde recalentar los espaguetis sobrantes hasta hervir agua para el té. Por convenientes que sean, también son propensos a ensuciarse rápidamente con salpicaduras de comida, grasa y ese tazón de sopa que se derramó una vez. Las bacterias dañinas pueden acumularse junto con las manchas y los olores desagradables cuanto más tiempo pase sin lavar el microondas.

Y si bien la limpieza de su microondas (por dentro y por fuera) es importante para su salud, la forma en que lo limpia también hace una gran diferencia. Los aerosoles desinfectantes para el hogar no deben usarse dentro del microondas, ya que sus residuos potencialmente tóxicos pueden permanecer en las superficies y llegar a la comida.

La limpieza y desinfección natural de un microondas es un proceso rápido y seguro que puede llevar a cabo con algunos ingredientes comunes de cocina, como vinagre blanco o jugo de limón. A continuación se presentan cuatro formas de limpiar el interior de un microondas para eliminar los olores persistentes, las bacterias y las manchas.

Consejos para limpiar un microondas

Antes de comenzar con la limpieza de su microondas, hay algunas cosas que debe tener en cuenta. El primero es la seguridad. Al igual que con cualquier limpieza del hogar, evite mojar los componentes eléctricos o los elementos calefactores. En la mayoría de los casos, no debería haber mucho de qué preocuparse por su microondas, ya que está diseñado para calentarse y calentarse. También es una buena idea desenchufar el microondas antes de limpiarlo.

Además, manténgase alejado de los abrasivos al limpiar. El lado suave de la esponja es seguro, pero algo como la lana de acero dañará las superficies interiores de su electrodoméstico.

Por último, si ha pasado algún tiempo desde que limpiaste tu microondas, trabaja en fases. Es posible que deba repetir los pasos una o dos veces para eliminar todos los restos de comida y residuos. Una vez que haya terminado, asegúrese de eliminar por completo cualquier residuo de producto de limpieza (como vinagre o bicarbonato de sodio) para evitar que la comida huela o tenga un sabor extraño. Siempre puede dejar la puerta abierta para ventilar los humos.

¿Con qué frecuencia debe limpiar su microondas?

En cuanto a la frecuencia con la que debes limpiar tu microondas, depende de tu frecuencia de uso y de lo que sueles recalentar.

Post relacionado  ¿Qué son las casas pasivas y cómo son sostenibles?

Realice una limpieza básica del interior de su microondas cada semana o dos; simplemente use una toalla de papel ligeramente humedecida con unas gotas de jabón líquido para platos. Vuelva sobre las superficies con una toalla seca para levantar los residuos y evitar manchas. Este también es un buen momento para limpiar el exterior con un limpiador de superficies o vinagre diluido en aerosol.

Para una limpieza más profunda, pruebe uno de los métodos descritos a continuación cada uno o dos meses, o cuando note que las partículas de comida comienzan a acumularse. Y, por supuesto, cuanto más limpies de forma rutinaria, menos veces necesitarás entrar en el microondas con guantes y el esfuerzo de un superhéroe.

Cómo limpiar un microondas con limón

¡Una de las mejores maneras de limpiar un microondas es usando limón! En menos de 15 minutos, su microondas estará limpio y libre de residuos de alimentos recalentados.

Suministros

Esto es lo que necesitarás para tener un microondas limpio con jugo de limón:

  • recipiente para microondas o taza medidora de vidrio
  • 1 limón
  • 1 taza de agua
  • Toallas de papel
  • Paño de microfibra suave
  • esponja (opcional)

Direcciones

Aquí se explica cómo limpiar un microondas en unos pocos pasos rápidos. Ajusta el tiempo de ‘cocción’ del agua de limón dependiendo de la potencia de tu microondas.

Paso uno– Llene su recipiente resistente al calor o taza medidora de vidrio con aproximadamente una taza de agua. Corta el limón por la mitad y exprime el jugo en el agua, cayendo en las mitades. Asegúrate de que haya suficiente espacio en el tazón o la taza para que el líquido no se derrame y se desborde.

Segundo paso– Ponga en el microondas el tazón de agua de limón a temperatura alta durante tres a cinco minutos y déjelo reposar durante cinco minutos más en el microondas una vez que haya terminado, manteniendo la puerta cerrada. El vapor ácido de los cítricos ayudará a desodorizar y aflojar las manchas mientras disminuye la necesidad de frotar demasiado el codo.

Paso tres– Saca tu bol de agua con limón del microondas (¡con cuidado, estará caliente!). Retire el plato giratorio (si su microondas tiene uno) y límpielo por separado en el fregadero con agua y jabón.

Paso cuatro– Utilice toallas de papel secas para limpiar el interior del aparato. Asegúrate de cubrir todos esos rincones y grietas, desde el techo hasta el interior de la puerta.

Para las manchas difíciles y las partículas de comida incrustadas, sumerja la toalla en el agua de limón y aplique el tratamiento según sea necesario. También puede usar una esponja para un mayor poder de limpieza. (Y de nuevo, evite poner agua directamente en las rejillas de ventilación laterales y usar un estropajo u otros abrasivos en el interior).

Para terminar, seque las superficies con un paño de microfibra para pulir un poco, vuelva a colocar el plato giratorio una vez que esté seco, ¡y listo! Repita este proceso según sea necesario.

Post relacionado  Las 8 mejores bolsas de basura biodegradables

Cuándo usar jugo de limón para limpiar el microondas

El jugo de limón posee cualidades antibacterianas y antisépticas naturales y ayuda a eliminar los olores persistentes en lugares como el microondas.

Los limones no tendrán el mismo efecto para matar bacterias que el vinagre blanco o la lejía (pero no blanquees tu microondas), aunque si estás buscando una forma sencilla de limpiar tu microondas, el limón es un excelente punto de partida. muy eficaz para levantar escombros de la superficie. Para deshacerse de las manchas más profundas, pruebe uno de los métodos a continuación.

Limpiar un microondas con vinagre blanco

Limpiar el microondas de derrames, salpicaduras y manchas es fácil con vinagre blanco. Funciona como un desinfectante suave pero eficaz que elimina las bacterias transmitidas por los alimentos, como E. coli y Salmonella.

Siga exactamente los mismos pasos anteriores para limpiar su microondas con limón, excepto que sustituya el jugo de limón con ¼ a ½ taza de vinagre blanco. Para terminar, seque las superficies con un paño de microfibra para pulir un poco, deje la puerta del microondas abierta para ventilar el olor a vinagre, ¡y listo!

Limpiar un microondas con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otra potencia de limpieza natural. Puede usarlo para limpiar profundamente su horno, con vinagre para limpiar una freidora e incluso como ingrediente principal en una receta de limpiador de joyas de bricolaje.

Cuando se trata de limpiar su microondas con bicarbonato de sodio, siga los pasos a continuación para obtener resultados óptimos. Espere que esto elimine las manchas profundas y las salpicaduras debido a las propiedades alcalinas del bicarbonato de sodio y su textura ligeramente abrasiva.

Suministros

Esto es lo que necesitará:

  • recipiente para microondas o taza medidora de vidrio
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Toallas de papel
  • Paño de microfibra suave
  • esponja (opcional)
  • Guantes protectores (opcional)

Direcciones

He aquí cómo limpiar un microondas con bicarbonato de sodio:

Paso uno– Revuelva el bicarbonato de sodio y el agua en su recipiente apto para microondas o en una taza medidora de vidrio. Asegúrese de que haya suficiente espacio para que la mezcla no se derrame y hierva.

Segundo paso– Microondas su solución durante tres a cinco minutos en alto. Mantenga la puerta cerrada cuando suene el temporizador y deje que el recipiente permanezca en el microondas durante unos cinco minutos.

Paso tres– Retirar el bol del microondas, con cuidado porque estará bastante caliente. Use una toalla de papel seca o ligeramente húmeda, una esponja o un paño suave para limpiar el interior del microondas. Los residuos de comida y la grasa deberían salir con bastante facilidad ahora. También puede sacar el plato giratorio central y el anillo y limpiarlos por separado en el fregadero.

Post relacionado  Los pros y los contras de los pañales de tela

Paso cuatro– Repasar las superficies interiores con un paño suave para secar y pulir. Es posible que desee dejar el microondas abierto para que se airee el olor a bicarbonato de sodio. No olvides limpiar la puerta exterior, la manija, el teclado numérico y cualquier otra área mientras lo haces.

Otra forma de usar bicarbonato de sodio

¿Quiere aprovechar la suave abrasividad del bicarbonato de sodio para eliminar la suciedad de su microondas? Retire el plato giratorio central y el anillo, espolvoree bicarbonato de sodio por todo el piso del microondas, déjelo reposar durante cinco minutos y limpie con una toalla de papel húmeda hasta que desaparezca todo el bicarbonato de sodio. Repase las superficies con un paño de microfibra seco para eliminar los residuos restantes.

Limpiar un microondas con jabón para platos

Completando nuestra lista de las mejores formas de limpiar un microondas de forma natural, está el uso simple y jabonoso de jabón para platos. Hay dos maneras. El primero es seguir los pasos anteriores para limpiar con jugo de limón, sustituyendo el limón por dos cucharadas de jabón líquido para platos. La segunda forma es limpiar el interior de su electrodoméstico con agua jabonosa tibia.

Suministros

Esto es lo que necesitará:

  • recipiente para microondas o taza medidora de vidrio
  • 2 a 3 cucharaditas de jabón líquido para platos
  • 1 taza de agua tibia
  • esponja suave
  • Toallas de papel
  • Paño de microfibra suave
  • Guantes protectores (opcional)

Direcciones

Prueba esto si estás buscando limpiar a fondo tu microondas y tener un poco más de tiempo libre. Para electrodomésticos especialmente sucios, pruebe uno de los métodos anteriores como primer paso, como limpiar el microondas con jugo de limón. Esto ayuda a aflojar los restos de comida y hace que la limpieza profunda con jabón para platos (ver más abajo) sea más impactante.

Paso uno– Retire el plato giratorio central y cualquier otra pieza extraíble. Límpielos por separado en el fregadero (si corresponde) o límpielos con una toalla de papel húmeda o una esponja.

Segundo paso– Limpie las migas sueltas y los restos de comida a nivel de la superficie del interior del microondas.

Paso tres– Prepara tu solución de limpieza en un recipiente mezclando el jabón líquido para platos con agua tibia (casi caliente).

Paso cuatro– Sumerja su esponja en el agua jabonosa, sáquela para que no gotee y comience a limpiar el interior de su microondas. Preste especial atención a cualquier mancha o derrame con costra.

Nota: Evite mojar las ventilaciones laterales. La condensación y el vapor son seguros en un microondas, pero demasiado líquido puede dañar el electrodoméstico además de ensuciarlo. Lo mismo ocurre con la limpieza del exterior. Una toalla ligeramente humedecida con agua tibia y jabón (o vinagre) debería ser suficiente.

Paso cinco– Vuelva a repasar las superficies interiores con una toalla de papel húmeda o un paño suave. Una vez que esté satisfecho, use un paño de microfibra seco para secar todas las superficies. Vuelva a colocar el plato giratorio central y otros componentes una vez que estén limpios y secos. Deje la puerta de su microondas abierta durante 10 minutos para ventilar cualquier olor persistente a jabón.

Deja un comentario