¿El jarabe de arce se estropea? Cómo almacenarlo y prolongar la vida útil

Levante la mano si alguna vez sondeó las profundidades de su refrigerador en busca de jarabe de arce, lo vertió sobre panqueques calientes y dejó caer un molde borroso. (El autor levanta tímidamente la mano.)

parte superior de la botella de jarabe de arce con tapa giratoria negra

Digamos que no fue la cobertura que esperaba.

Pero que da? ¿El jarabe de arce se estropea? ¿Cuánto dura realmente el jarabe de arce?

En este artículo responderemos a estas preguntas en detalle. Si desea soluciones prácticas, salte las siguientes tres secciones. Todos los tipos de gafas de laboratorio, síganme.

Primero, definamos términos

¿A qué nos referimos cuando decimos que el jarabe de arce se ha echado a perder? Debemos distinguir entre rancio y estropeado. Las nueces pueden volverse rancias; también el pan. La comida rancia es segura pero se ha secado o ha perdido su sabor. Estropeado, por otro lado, significa que no es apto para el consumo.

Puede que te sorprendas, pero el jarabe de arce no se vuelve rancio. El jarabe de arce no caduca. Si se elabora según los estándares modernos y se clasifica adecuadamente, su sabor no cambiará perceptiblemente durante años y años.

Sin embargo, el jarabe de arce puede echarse a perder o «estropearse». Este cambio ocurre debido a la contaminación de un tipo u otro, no vivo o vivo.

La contaminación no viva incluiría minerales, astillas de madera, polvo o cenizas. Pero estos se filtran en cualquier casa de azúcar que se precie (un término divertido para una operación de jarabe de arce).

La contaminación viva, por otro lado, puede desarrollarse con el tiempo en una botella abierta. La mayoría de estos seres vivos aman la humedad, la luz del sol y el calor. Flotan desde el aire. Incluyen bacterias, levaduras o moho. De aquí en adelante nos referiremos a estos colectivamente como microbios.

Advertencia: en este artículo, estamos hablando de jarabe de arce puro, a diferencia de las imitaciones, a menudo llamadas «jarabe de mesa». Aquí le mostramos cómo detectar la diferencia. Las cosas casi nunca salen mal (imagínate).

Post relacionado  La pulpa de madera está en su comida. ¿Deberías preocuparte?

El azúcar como conservante

Para empezar, el jarabe de arce resiste a los microbios porque es muy dulce. Sé que es contrario a la intuición: ¿a esos pequeños bichos no les encanta el azúcar? Analicemos eso.

El azúcar se ha utilizado durante mucho tiempo como conservante. De hecho, los antiguos griegos mezclaban con cariño el membrillo con la miel y lo envasaban herméticamente en frascos que podían conservarse durante mucho tiempo en una bodega.

Para destilar la ciencia densa, los microbios necesitan agua más de lo que aman el azúcar. Y el azúcar es soluble, en esencia une las moléculas de agua. Cuando se hierve el jarabe, concentrando sus azúcares, su contenido de agua esencialmente no está disponible para los microbios. Es decir, siempre que esté bien embalado y sellado.

En una botella abierta de jarabe de arce, su contenido de azúcar actúa en su contra, atrayendo la humedad del aire, que termina acumulándose en la superficie, una vez más disponible para los microbios. Es por eso que el jarabe se envasa herméticamente y por eso debe cerrarlo herméticamente (más información sobre el almacenamiento más adelante).

Seguridad Alimentaria en el Proceso de Elaboración de Almíbar

Para profundizar más, recapitulemos cómo se hace el jarabe de arce en términos de seguridad alimentaria.

La savia acuosa del arce, estéril dentro del árbol, fluye a través de tuberías de plástico hacia los tanques de almacenamiento, los cuales se desinfectan después de cada temporada de azúcar. Luego, los azucareros (como se les llama) hierven la savia hasta que se espesa y se convierte en el jarabe que nos chupamos los dedos.

Según Arnold Coombs de Bascom Maple Farms, el jarabe alcanza los 219 ° F (el azúcar eleva el punto de ebullición del agua) y el calor lo desinfecta aún más. A menudo reposa en tanques de almacenamiento antes del embotellado, luego se filtra y se calienta nuevamente a un mínimo de 180°, una temperatura que desinfecta el recipiente a medida que se vierte.

Post relacionado  ¿Se pueden reciclar las cajas de pizza?

¿Cuánto dura el jarabe de arce?

Así que hemos cubierto si el jarabe de arce caduca. Pero, ¿por cuánto tiempo es bueno el jarabe? ¿Cuánto tiempo conserva el jarabe su sabor? Sin abrir, es bueno indefinidamente. Abierto: durará un año si lo refrigera y años si lo guarda en el congelador.

Cómo almacenar jarabe de arce

La mayoría del jarabe de arce viene en una botella de vidrio; el nuestro ciertamente lo hace! La mayoría de los recipientes de plástico son ligeramente porosos, lo que permite que el aire los atraviese, lo que hace que el jarabe sea más propenso a la contaminación. El estaño ciertamente tiene el encanto de una casa de campo, pero algunos dicen que puede dar un sabor metálico con el tiempo. No solo es elegante, sino que el vidrio se recicla bien y se puede sostener a la luz para verificar que no se haya echado a perder.

Debido a que la mayoría de los microbios necesitan calor, luz solar y flujo de aire, almacenar el jarabe sin abrir en un lugar fresco, oscuro y cerrado reducirá la posibilidad de contaminación. Piensa en un sótano o en una despensa oscura, pero no sobre el horno. Una vez abierto, solo debes refrigerarlo. Su refrigerador disuadirá el crecimiento microbiano por las mismas razones.

También puede pegar jarabe de arce en el congelador para prolongar su vida útil durante años. En el congelador, el jarabe se espesará pero no se congelará. ¿Por qué no se congela? Porque el jarabe de arce tiene un contenido de azúcar increíblemente alto.

Cómo saber si su jarabe de arce se ha echado a perder

A riesgo de decir lo obvio, lo primero que debes hacer es comprobar la fecha de caducidad impresa en el envase. Ahora, eso es solo una indicación vaga. Todavía debes usar tus sentidos. El jarabe de arce aún podría estropearse antes de esta fecha y ser seguro después de esta fecha.

Post relacionado  ¿Cuánto dura el café? Consejos para una vida útil más larga

El microbio más común que estropea el jarabe de arce es el moho. Encontrado flotando en la parte superior, este moho está en el reino de los hongos (para los nerds de la taxonomía). Si bien puede pensar en el moho como un organismo, hay miles de tipos y especies.

La mayoría del moho que se encuentra en el jarabe de arce pertenece a una clase llamada wallemiomycetes. Si bien la gran mayoría de los mohos requieren entornos ricos en agua, estos son muy resistentes. Aunque el consenso no está claro si son peligrosos, ¿quién querría intentarlo?

Solo tíralo. Si lo ha almacenado correctamente en el refrigerador o el congelador, las posibilidades de perder su oro líquido por algún asco flotante son escasas.

Off Sabores, Haze y Cristales

Si hay sabores desagradables, se debe a contratiempos en el proceso del jarabe de arce. Usa tu nariz. Estos aromas pueden variar desde mantequilla de maní, palomitas de maíz, hasta sabores de cartón, según The Maple News. Exige mejor.

Si nota que su jarabe está turbio o tiene un ligero sedimento en el fondo, es simplemente porque es posible que no se haya filtrado.

Es más probable que este rasgo provenga de la operación de tu tío que de una granja azucarera adecuada, pero no hay nada de qué preocuparse.

Los sedimentos son minerales que se dan naturalmente en la savia.

Si su jarabe se está cristalizando, es porque es posible que se haya evaporado más agua, concentrando tanto el azúcar que hay más de lo que se puede disolver.

Coombs advirtió: «Cada vez que alguien calienta su botella en el microondas y la vuelve a poner en el refrigerador, está evaporando una pequeña cantidad de humedad, por lo que se espesará y finalmente se cristalizará en el fondo».

Entonces, si desea jarabe caliente en todos sus panqueques, simplemente caliente una pequeña porción.

Pero los cristales son solo azúcar, así que simplemente quítelos del cuello de la botella si puede. Si no puede, agregue una gota de agua al almíbar y colóquelo en un baño de agua hirviendo para volver a disolver esos cristales de azúcar.

Simplemente no lo dejes hervir, sobresaturando aún más los azúcares, a menos que quieras algo parecido a un caramelo de arce duro. ¡No te culparíamos!

Deja un comentario