Pros y contras del fluoruro de sodio

Durante muchas décadas, el fluoruro de sodio, comúnmente abreviado como «fluoruro», permaneció indiscutible como un producto químico milagroso que protegía a las personas de las caries.

agua, salpicadura

Todos los dentistas cantaron sus alabanzas, el gobierno vertió un poco en la mayoría de nuestras fuentes de agua potable y los fabricantes de productos dentales lo incluyeron como ingrediente activo en sus pastas dentales y enjuagues bucales.

Sin embargo, en los últimos años, un número cada vez mayor de científicos, investigadores, profesionales de la salud pública y empresas han examinado de manera crítica este amado ingrediente para el cuidado dental. Los estudios han cuestionado si poner fluoruro en nuestra agua es seguro o efectivo para reducir las caries. Ahora hay muchas marcas de pasta de dientes que no contienen flúor. En cambio, estos fabricantes confían en sustancias alternativas que no han estado plagadas de controversias.

No es que el químico sea inherentemente peligroso. En pequeñas dosis es completamente inofensivo, y todavía hay mucha evidencia que sugiere que puede prevenir la caries dental. Lo que preocupa a la mayoría de los críticos es que los consumidores ingieren demasiado fluoruro, lo que puede contribuir a problemas médicos y enfermedades.

Si desea tomar una decisión informada sobre su consumo de fluoruro, es hora de analizar todos los hechos. Este tema es especialmente importante para los padres con niños pequeños cuyos dientes aún están creciendo.

¿Qué es el fluoruro de sodio y cómo funciona?

El fluoruro de sodio es una sustancia química que tiene iones de sodio con carga positiva unidos a iones de fluoruro con carga negativa. Existe como un polvo blanco soluble. Si recuerda la tabla periódica de elementos de su clase de biología de la escuela secundaria, comprenderá de inmediato por qué su estructura química se abrevia como «NaF». Es posible que haya visto tabletas de suplementos de fluoruro de sodio que tienen grabado «NaF» en la superficie.

Cuando bebemos agua fluorada o usamos productos dentales con fluoruro de sodio, pequeñas cantidades de la sustancia química entran en contacto con nuestros dientes. La sustancia luego contribuye a un proceso llamado remineralización. Une minerales, como el calcio y el magnesio, a nuestro esmalte, la piel de nuestros dientes. Este efecto defiende los dientes contra los ácidos que contribuyen a la caries.

Debido a que el fluoruro de sodio es venenoso cuando se consume en altas dosis, los fabricantes a menudo lo usan como ingrediente clave en los pesticidas. Sus propiedades aglutinantes también lo hacen fundamental para desarrollar conservantes, productos de limpieza, lociones, metales, adhesivos, vidrio y productos a base de madera como el papel. La mayoría de las personas solo están preocupadas por los efectos adversos de ingerir fluoruro de sodio, por lo que existe poca controversia en lo que respecta a su inclusión en productos no dentales.

Fluoruro de sodio frente a otros tipos de fluoruro

“Fluoruro” es un término general que generalmente se refiere a tres tipos de aditivos de fluoruro:

    1. Ácido fluorosilícico [FSA] (a veces denominado hidrofluorosilicato [HFS]: aditivo más común en la fluoración del agua
    2. Fluorosilicato de sodio: aditivo de sal seca, elaborado mediante la neutralización del ácido fluorosilícico con cloruro de sodio
    3. Fluoruro de sodio: aditivo de sal seca, se puede hacer agregando sosa cáustica para neutralizar el fluorosilicato

FSA ha sido el principal aditivo de fluoración del agua desde la década de 1950, y alrededor del 90 % del fluoruro de sodio en los EE. UU. se deriva de FSA. El fluoruro de sodio es mucho más importante como ingrediente en los productos. No obstante, el fluoruro de sodio en nuestra agua también ha sido un problema de salud pública.

El fluoruro es realmente natural: una breve historia

Debido a que muchas marcas de productos dentales sin fluoruro se autodenominan «naturales», existe la idea errónea de que el fluoruro solo puede ser artificial. No obstante, el fluoruro de sodio también puede ser tan natural como el agua por la que fluye. Sin embargo, debe tener en cuenta que natural no significa necesariamente saludable, y viceversa.

En 1931, el Dr. Frederick McKay demostró que los altos niveles de fluoruro natural en los suministros de agua potable podían hacer que las personas desarrollaran manchas marrones permanentes en los dientes. Los dentistas finalmente identificaron este síntoma como parte de la fluorosis, una condición que aún prevalece en la actualidad.

Post relacionado  ¿Por qué el aceite de cáñamo es tan caro?

Después de años de más investigación, el Instituto Nacional de Salud hizo un descubrimiento innovador: cuando se administró en una cierta concentración, el fluoruro pareció reducir la tasa de caries sin causar fluorosis. Hoy, el Servicio de Salud Pública de EE. UU. recomienda una “concentración óptima de fluoruro” de 0,7 miligramos por litro [mg/L] para las comunidades que fluoran sus suministros de agua potable.

El fluoruro puede ser natural, pero es cierto que las autoridades locales del agua a menudo confían en procesos sintéticos para aumentar las cantidades que ingerimos. Según datos de los CDC de 2014, alrededor de dos tercios de la población de EE. UU. consume agua potable fluorada. Generalmente esta distribución se convirtió en estándar sin el consentimiento expreso de los ciudadanos. Después de todo, ¿cuándo fue la última vez que vio fluoruro en una boleta?

Gran parte del fluoruro de sodio proviene de la minería de fertilizantes

Aproximadamente el 90% de los aditivos de fluoruro utilizados en la fluoración del agua son un subproducto de la extracción de rocas de fosforita. Esta sustancia finalmente se convierte en fertilizantes de fosfato que son valiosos en la industria agrícola.

Según un estudio de 2018 publicado en International Journal of Hydrology, la extracción de fosfato puede tener un impacto negativo en las fuentes locales de agua, incluida el agua potable. La práctica también tiende a tener efectos adversos en la salud de los mineros.

Para producir fluoruro de sodio, los fabricantes primero crean FSA capturando el gas de fluoruro liberado durante el proceso de extracción. Luego agregan sal o sosa cáustica a la sustancia hasta que se transforma en fluoruro de sodio. Ciertamente no es el método más limpio o natural para producir fluoruro.

En su libro, “The Fluoride Deception”, el periodista de investigación Christopher Bryson presenta evidencia de que los contaminadores corporativos han presionado a científicos y funcionarios de salud pública para afirmar que el fluoruro es seguro y efectivo. También ha habido un esfuerzo por suprimir la investigación contra la fluoración, según la artista y activista contra la fluoración Melissa Gallico. Se instruye a los dentistas y funcionarios de salud pública, explicó Gallico, para referirse a la fluoración del agua como un simple ajuste de un mineral natural.

“Esto suena mucho menos aterrador que el hecho de que están comprando ácido hexafluorosilícico (una sustancia que corroe el concreto) de una planta de fertilizantes y lo están poniendo en el suministro de agua”, dijo Gallico.

Evidencia de que el fluoruro de sodio reduce las caries dentales

Los críticos del uso del fluoruro de sodio han tratado de desafiar su eficacia destacando el hecho de que muchos estudios a favor de la práctica tienen décadas de antigüedad y se basaron en métodos obsoletos para recopilar y analizar datos. También ha habido acusaciones de investigación sesgada.

No obstante, existen investigaciones modernas que respaldan la teoría de que los niveles equilibrados de fluoruro pueden aislar los dientes sin efectos secundarios negativos. Aquí hay algunos estudios recientes y revisiones científicas a favor del fluoruro:

  • «Higiene bucal personal y caries dental: una revisión sistemática de ensayos controlados aleatorios», Gerodontology, 2018
  • «Fluoruro: una revisión del uso y los efectos en la salud», Revista de la Academia de Ciencias Médicas de Bosnia y Herzegovina, 2016
  • “El efecto del enjuague bucal con fluoruro de sodio al 0,2 % en la prevención de la caries dental según el índice DMFT”, Journal of Dental Research, 2007
  • «La eficacia preventiva en la reducción de la caries dental y la descalcificación de diferentes concentraciones de pasta dental con fluoruro para pacientes de ortodoncia», West China Journal of Stomatology, 2006

Argumentos contra la fluoración del agua

En 2015, el Servicio de Salud Pública de EE. UU. [PHS] redujo la concentración máxima recomendada de fluoruro de sodio en el agua potable de 1,2 a 0,7 mg/L. El problema es que la EPA solo está dispuesta a imponer un límite de 4,0 mg/L.

Durante décadas, las personas han consumido más de los límites de 1,2 e incluso de 4,0 mg/L, según los datos del PHS. No es sólo agua y productos dentales. El fluoruro se encuentra a menudo en nuestros alimentos y bebidas, incluida la leche.

Debido a estos niveles que exceden la dosis óptima recomendada de fluoruro, muchos niños podrían estar en riesgo de desarrollar fluorosis, según un estudio de 2005. Incluso los dentistas amantes del fluoruro reconocen que la fluorosis es un problema grave.

Post relacionado  Pomada vs Cera vs Gel | Qué usar para peinar el cabello

También se han realizado estudios y análisis científicos que sugieren que los niveles altos de fluoruro podrían estar relacionados con la alteración hormonal, el desarrollo del TDAH, el debilitamiento de los huesos, los efectos adversos en el desarrollo neurológico de los niños y los problemas de tiroides. Los investigadores necesitan producir mucha más evidencia antes de sacar conclusiones, pero los hallazgos iniciales siguen siendo preocupantes.

Estas preocupaciones de salud pública impulsaron a los científicos y funcionarios de salud pública a reexaminar la cuestión de si la fluoración del agua es necesaria para reducir la «caries dental», el término científico para las caries y las caries. En 2015 Cochrane, una organización de renombre que evalúa la eficacia de las políticas de salud pública, determinó que ha habido “poca evidencia contemporánea” para probar el valor dental de la fluoración del agua, al menos para los adultos. El Dr. Hardy Limeback, que ha pasado más de una década investigando el fluoruro, estimó que la sustancia química salva alrededor de la mitad de un diente por persona a lo largo de su vida.

Debido a la ubicuidad de los productos dentales que contienen fluoruro, es posible que la fluoración del agua se haya vuelto innecesaria, quizás más dañina que útil. Desde 1975, muchos países que no fluoran el agua también han visto una reducción en la caries dental.

El consumo excesivo de azúcar es el mayor contribuyente a los caries dentales, según la Organización Mundial de la Salud [OMS]. Es posible que reducir la cantidad de azúcar en una dieta pueda prevenir muchas más caries que aplicar flúor.

¿El fluoruro de sodio está relacionado con el cáncer?

Es poco probable que la ingestión de fluoruro de sodio contribuya al desarrollo de algún tipo de cáncer, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer. Un estudio de 2016 concluyó que no existe una relación entre el consumo de flúor y el osteosarcoma infantil o adolescente, la forma de cáncer de hueso que la gente creía que estaba relacionada con el flúor. La mayoría de las investigaciones modernas respaldan esta afirmación.

El mito de que el fluoruro de sodio causa cáncer surgió en 1991 cuando los científicos probaron dosis de fluoruro de sodio en ratas y descubrieron que algunos machos desarrollaron osteosarcoma. Desde entonces, muchos estudios han demostrado que esta conexión no se aplica a los humanos.

Es posible que desee abordar mitos similares con un sano escepticismo. Hay una teoría de conspiración popular, por ejemplo, que el gobierno usa fluoruro de sodio para hacer que los ciudadanos sean dóciles y fáciles de controlar.

Alternativas a los productos dentales con fluoruro de sodio

Las preocupaciones de salud pública con respecto al fluoruro de sodio han allanado el camino para productos dentales con ingredientes alternativos. Desde 2011, la pasta de dientes sin flúor se ha vuelto particularmente popular y ha habido un aumento en las marcas de pasta de dientes “naturales”.

Como alternativa al fluoruro, estas empresas suelen utilizar xilitol, una sustancia química que parece ser capaz de reducir las caries dentales con riesgos mínimos. Algunos científicos han criticado el xilitol y la investigación que lo rodea, pero la sustancia no es tan controvertida como el fluoruro. El xilitol es tóxico para los perros, así que recuerda tener cuidado con él si tienes una mascota.

Ron Welch, director ejecutivo de la empresa de productos dentales WELDENTAL, afirmó que el fluoruro mata tanto las bacterias dañinas como las beneficiosas, algunas de las cuales son necesarias para una boca sana. Nuestros cuerpos necesitan esta bacteria útil para crear saliva, dijo Welch, y la saliva puede defenderse contra la enfermedad de las encías, una afección que afecta aproximadamente a la mitad de los adultos estadounidenses.

Cómo monitorear y administrar su consumo de fluoruro de sodio

Si le preocupa consumir cantidades poco saludables de fluoruro de sodio, existen muchas estrategias que puede utilizar para reducir los riesgos. Es especialmente importante controlar la ingesta de flúor de sus hijos. Consulte a su dentista con respecto a las decisiones de cuidado bucal, pero recuerde que lo más probable es que sean extremadamente sesgados cuando se trata de fluoruro.

Investigue o pruebe la concentración de fluoruro en su agua potable

Caitlin Hoff, defensora del consumidor certificada por los CDC en ConsumerSafety.org, sugirió que las personas preocupadas por la ingestión de fluoruro de sodio deben tratar de determinar la concentración en el agua potable. Los consumidores pueden obtener esta información investigando las autoridades locales del agua o analizando muestras de agua potable en un laboratorio certificado. Hay kits que la gente puede pedir y utilizar para analizar el agua en casa, dijo Hoff, pero no hay garantía de que estos productos proporcionen resultados precisos.

Post relacionado  ¿Cuánto dura el CBD? Diferentes formas en que el CBD funciona en el cuerpo

Si logra recibir resultados creíbles, utilícelos para tomar decisiones sobre el cuidado dental y los productos de consumo relevantes. Las personas que están expuestas a niveles alarmantemente altos de fluoruro de sodio en sus fuentes de agua potable pueden invertir en filtros de agua y agua embotellada. Pure Water Freedom, por ejemplo, ofrece una línea de filtros de fluoruro.

Si usa pasta dental o enjuague bucal con flúor, reduzca la cantidad

Cuando te cepillas los dientes, ¿cuánta pasta de dientes sacas del tubo? Como la mayoría de los estadounidenses, lo más probable es que use suficiente para cubrir todo el cepillo de dientes, tal vez más.

“Estoy seguro de que las compañías de pasta dental lo adoran por usar esa pulgada completa de pasta dental en el cepillo de dientes”, dijo el Dr. David Okano, periodoncista con más de 30 años de experiencia. “Pero, en realidad, una cantidad del tamaño de un guisante sería la cantidad necesaria, especialmente si eres un niño”.

Usar menos pasta dental con flúor puede reducir el riesgo de fluorosis, dijo Okano, sin mencionar el hecho de que le ahorrará dinero. Muchos dentistas, incluido Okano, han recomendado que los niños solo usen una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un grano de arroz.

El Dr. Glennis Katzmark, DDS, agregó que los niños pequeños corren un mayor riesgo de consumir dosis poco saludables de fluoruro porque tienden a tragar más pasta de dientes y enjuague bucal. Los padres pueden cuidar la salud de sus hijos entrenándolos para que eviten tragar.

Si usted o su familia usan pasta de dientes y enjuague bucal que contienen flúor, tal vez puedan optar por al menos uno de esos productos sin flúor. Uno debería ser más que suficiente para prevenir las caries, especialmente si su agua está fluorada.

Para el enjuague bucal, considere un sorbo en lugar de un trago. Esta reducción ahorrará dinero y disminuirá la posibilidad de tragar fluoruro de sodio.

Al visitar al dentista para limpiezas o procedimientos que involucren flúor, Anastasia Turchetta, RDH, recomendó pedir barniz de flúor en lugar de gel o espuma. Es probable que este enfoque reduzca la cantidad de fluoruro que podría tragar. Turchetta también aconsejó a las mujeres embarazadas que consultaran a su obstetra y ginecólogo acerca del fluoruro de sodio.

Si vive en un pueblo pequeño o en un área rural, tenga mucho cuidado con el fluoruro de sodio en el agua

McKay fue uno de los primeros dentistas en destacar el hecho de que hay tasas más altas de fluorosis en pueblos pequeños y áreas rurales que no regulan suficientemente sus suministros de agua. Los residentes en estas vecindades son más propensos a tener dientes oscurecidos y picados. Katzmark, que creció en el pequeño pueblo de Cuero, Texas, notó estas manchas en sus muelas y en pacientes con antecedentes similares.

Si vive en un área de este tipo, tome precauciones adicionales para protegerse a sí mismo o a sus familiares del riesgo de fluorosis. Programe chequeos dentales regulares y haga que sus hijos vean a un dentista a una edad temprana, incluso si necesita viajar fuera de la ciudad para llegar a un consultorio. Recuerda que tu cuidado dental debe ser preventivo, no reactivo.

Trate de mejorar sus técnicas y hábitos de cepillado

Según Okano, cepillarse los dientes y usar hilo dental regularmente con una buena técnica puede ser más valioso que la pasta de dientes. Desafortunadamente, la gran mayoría de los pacientes dentales no están haciendo lo suficiente, dijo Katzmark.

La próxima vez que visite al dentista, trate de repasar su técnica de cepillado y uso de hilo dental. La mayoría de los dentistas le indicarán que se cepille dos veces al día y durante dos minutos cada vez. Al usar la técnica adecuada, no necesitará depender tanto de grandes cantidades de pasta de dientes, y eso significa menos fluoruro. Para hacer este ajuste más fácil, considere pedir un hilo de seda suave y un cepillo de dientes con mango ergonómico.

Productos dentales sin flúor

Si hay una gran cantidad de fluoruro de sodio en su suministro de agua, es probable que no lo necesite en sus productos dentales. Hay docenas de marcas de pasta de dientes natural, por lo que tendrás muchas opciones. Para aquellos que todavía quieren al menos un poco de flúor, siempre hay enjuague bucal.

¿Cuál es el veredicto sobre el fluoruro de sodio?

Podrían pasar muchos años más antes de que podamos precisar con confianza un veredicto sobre el consumo de fluoruro de sodio. En este momento hay evidencia legítima en ambos lados del debate, y es difícil saber qué argumento es más convincente.

Como es el caso con muchas sustancias, se trata de equilibrio. Es posible que no pueda chasquear los dedos y ajustar el suministro de agua local, pero puede tomar medidas para asegurarse de que no está ingiriendo una cantidad de fluoruro poco saludable. Ya sea involucrándose en la política local o simplemente comprando productos que reducen la ingesta de flúor, usted tiene el poder de protegerse e impactar el problema.

Deja un comentario