¿El aceite de CBD ayuda a los perros con demencia?

Si ha tenido un perro que envejeció, entonces sabe que su bienestar físico no fue lo único que disminuyó.

humano dándole a husky un gotero de aceite de cáñamo CBD

Es probable que hayas presenciado cambios en el comportamiento e incluso en la personalidad. Tal vez fue tan simple como dormir más tiempo a medida que pasaban los años, o tal vez fue algo más discordante, como lamer compulsivamente el suelo. Quizás un perro que alguna vez fue sociable se volvió solitario o incluso hostil hacia los extraños.

Eso es porque a medida que un perro envejece, su cerebro envejece con él. Pero con algunos perros, el cerebro se desgasta más rápido que el cuerpo, causando una serie de síntomas que llamamos Disfunción Cognitiva Canina (CCD) o, más simplemente, demencia canina.

Si la medicación actual de su perro no está aliviando sus síntomas, está buscando soluciones calmantes. Este artículo lo ayudará a responder la pregunta: ¿El aceite de CBD ayuda a los perros con la dimensión?

¿Qué es la disfunción cognitiva canina? Signos y síntomas

Esta enfermedad cerebral degenerativa y progresiva aún alberga muchos misterios para los investigadores. Lo que sí sabemos es que la cantidad de células nerviosas disminuye a medida que los perros envejecen. Además, los depósitos neurotóxicos y los radicales libres también contribuyen más ampliamente al deterioro cognitivo.

La demencia canina, que afecta a aproximadamente la mitad de los perros mayores de 11 años, no solo es más común de lo que la gente cree, sino que a menudo pasa desapercibida o no se trata durante muchos años. Eso es porque se establece lentamente y no hay una línea dura. Muchas personas simplemente esperan que sus perros «se vuelvan un poco raros» a medida que envejecen, aunque no tiene por qué ser así. Además, la demencia se puede tratar con mayor eficacia si se detecta lo antes posible.

Entonces, ¿cómo puede saber si su perro puede presentar síntomas?

Su perro puede tener CCD si:

Desorientarse fácilmente

¿Tu perro empieza a perderse en su propia casa? La desorientación suele ser el primer signo de deterioro y puede provocar otros comportamientos debido a la ansiedad que se desarrolla; imagínense cómo se debe sentir. Es posible que la escuche ladrar a la nada, chocar contra los muebles o perder el camino a casa después de un paseo que alguna vez le resultó familiar.

Desarrollar un comportamiento compulsivo

Se sabe que los perros con demencia desarrollan garrapatas nerviosas. Pueden comenzar a acicalarse obsesivamente o incluso a lamer el suelo. También pueden caminar en círculos.

Reaccionar de manera diferente hacia los demás

Puede notar cambios en el comportamiento de su perro hacia usted, su familia u otros perros. Algunos pueden mostrar una disminución de la confianza o el afecto, mientras que otros se vuelven dependientes de alguien que se convierte en una brújula para ellos. Otros se vuelven irritables y malhumorados. Un perro que alguna vez fue sociable puede volverse solitario o incluso hostil con otros perros.

Post relacionado  Champú vegano: los 13 mejores champús libres de crueldad animal

Tener problemas para dormir

Junto con la desorientación de su entorno, un perro con demencia a menudo sufrirá cambios en su ciclo de sueño regular. A veces denominado «síndrome de la puesta del sol», su perro puede tener problemas para dormir e incluso ladrar en la noche a la nada. Otras veces, pueden dormir todo el día y volverse nocturnos, manteniéndote despierto por la noche.

Un pequeño perro mirando un plato de arroz blanco.

perder su formación

¿Tu perro, a pesar de años sin incidentes, ha comenzado a perder su entrenamiento? Puede notar que comienzan a ensuciar la casa. O tal vez ya no respondan a los comandos familiares de obediencia, trucos o juegos. Es posible que ni siquiera quieran disfrutar de su sabroso refrigerio posterior al truco, como golosinas para perros de pollo liofilizado.

Se vuelve letárgico o inquieto

¿Tu perro ha comenzado a carecer de motivación? Lo que antes lo excitaba ya no lo levanta de la cama. Algunos perros, una vez impulsados ​​por la comida, comienzan a perder el apetito por las croquetas para perros. Otros perros comienzan a desarrollar un comportamiento inquieto, pero de una manera más ansiosa que excitada.

Tenga en cuenta que estos cambios en el comportamiento no son signos seguros de demencia, ya que podrían deberse a otras condiciones de salud. Pero si tienes dudas, es hora de plantearlas a tu veterinario.

¿Qué le puedo dar a mi perro para la demencia?

Desafortunadamente, la demencia en perros y en humanos no tiene cura. Pero la esperanza no está perdida. Los veterinarios generalmente considerarán la dieta, la rutina y el enriquecimiento cognitivo de un perro como áreas de mejora. También pueden recetar ciertos medicamentos para prevenir, retrasar y tratar la aparición de la disfunción cognitiva canina.

La investigación aún se está poniendo al día con esta enfermedad compleja, pero se ha demostrado que algunos productos farmacéuticos ayudan. Hasta el momento, el único fármaco aprobado por la FDA es el L-deprenyl, que actúa aumentando los niveles de dopamina en el cerebro de un perro para mejorar la memoria y la función cognitiva general.

Más allá de los productos farmacéuticos, las personas han recurrido durante mucho tiempo a los suplementos para perros y los remedios naturales.

Los omega 3 se encuentran entre los suplementos más investigados para la función cognitiva en humanos y perros por igual. Eso es porque juegan un papel esencial en la salud del cerebro.

Los antioxidantes son otro claro candidato ya que combaten los radicales libres, un resultado natural pero desafortunado del envejecimiento. Los antioxidantes seguros para los perros incluyen ciertas bayas, tubérculos cocidos y verduras.

Para los problemas de sueño, comunes con la demencia canina, muchos recurren a la melatonina, que ha demostrado ser segura para los perros en las dosis correctas.

Finalmente, muchos dueños de mascotas y veterinarios están recurriendo a un nuevo compuesto de cáñamo en ciernes que está ganando popularidad: el aceite de CBD. El cannabidiol, el principal ingrediente activo que se encuentra en la planta de cáñamo, tiene un efecto psicoactivo.

Post relacionado  4 consejos sobre cómo eliminar el fluoruro del agua

Pero no se confunda; El aceite de CBD, a diferencia del THC, no hará que tu perro se drogue. En cambio, se usa para tratar una amplia gama de afecciones, que incluyen artritis, ansiedad generalizada, dolor crónico y pérdida de apetito.
Si tiene curiosidad por probar CBD para un perro con demencia, siga leyendo.

¿El CBD ayuda a los perros con demencia?

El CBD se ha vuelto tan popular que ahora puede encontrarlo en los estantes de cualquier farmacia de la calle principal. Debido a que sus beneficios para la salud son tan amplios, es prometedor y polémico entre científicos, médicos y el público en general.

Los estudios en humanos han encontrado que el aceite de CBD puede ayudar con el dolor crónico, la artritis y reducir la intensidad y la regularidad de las convulsiones. En particular, en 2018, la FDA aprobó un medicamento derivado del cannabis para niños con epilepsia. Eso debería decir algo sobre su seguridad, si no potencial para los animales.Los estudios también han demostrado la eficacia del CBD para el insomnio en humanos, lo que puede ser prometedor para los perros con demencia que tienen problemas para dormir.

Dicho esto, la investigación va a la zaga del aumento de la disponibilidad generalizada del aceite de CBD, y eso es para los humanos. La investigación sobre el uso de CBD para perros en general, y mucho menos para la demencia, es preliminar.

Antes de que los científicos puedan vincular el CBD con resultados específicos, los primeros estudios deben intentar descubrir sus mecanismos generales en el cerebro. Pero investigaciones psicofarmacológicas recientes sugieren que el CBD actúa como un neuroprotector, y esa es una noticia prometedora para los perros que sufren de demencia.

Muchos dueños de mascotas y veterinarios no están contentos con esperar a que llegue toda la investigación. Al igual que los ensayos médicos para personas que padecen enfermedades que resisten el tratamiento tradicional, algunos dueños de perros adoptan la actitud de que ciertamente no está de más intentarlo. Después de todo,hay poca o ninguna evidencia de resultados dañinos(más sobre eso más adelante).

Anecdóticamente,muchos veterinarios y dueños de mascotas insisten en que el CBD ha sido efectivo para perros con demencia, citando casos en los que los síntomas principales disminuyeron en un tiempo bastante corto. Es probable que sus beneficios tengan que ver con su capacidad para combatir la ansiedad y el estrés relacionados con la demencia en lugar de restaurar las facultades mentales menguantes de su perro. En otras palabras, debe considerarse como una opción paliativa para tranquilizar a su perro en lugar de una panacea.

Sin embargo, los científicos aconsejan un nivel de escepticismo. En la clase de ciencias de la escuela secundaria, es probable que haya escuchado la expresión «Correlación no es igual a causalidad», lo que significa que solo porque nota una mejora después de usar CBD, no significa que el CBD haya sido la causa.

Después de todo, hay muchos sesgos que entran en juego cuando se trata de medicamentos. Por un lado, está el efecto placebo. Cuando le damos a nuestro perro un suplemento prometedor, estamos predispuestos a ver resultados positivos e ignorar el cambio negativo o nulo.

Post relacionado  Cómo desinfectar un cepillo de dientes y evitar las bacterias

Y puede pensar: «Bueno, incluso el efecto placebo vale algo». Pero desafortunadamente, esta psicología no funciona en un perro que no tiene idea de que algo nuevo ha entrado en su cuerpo.

Finalmente, también existe un sesgo llamado “regresión a la media”. Muchas enfermedades tienen síntomas que van y vienen. Lo más probable es que los dueños de mascotas le den a su perro un suplemento en el pico de los síntomas; y cuando disminuyen naturalmente, la inclinación es dar crédito al suplemento.

¿Cuánto CBD debe darle a su perro?

Si ha decidido probar el aceite de CBD para tratar la disfunción cognitiva canina de su perro, es posible que se pregunte cómo dárselo.
Si bien no existen pautas estándar federales, le recomendamos que busque un productor de confianza y siga las pautas de la etiqueta, comenzando por el extremo inferior y avanzando hasta llegar a la dosis recomendada durante una semana más o menos.

En promedio en toda la industria, se recomienda que los perros con demenciatomar 35-50 mg de CBD por día,pero esto puede variar según la edad, el tamaño y la condición.

Los efectos pueden variar de 4 a 8 horas y la dosis a menudo se divide en dosis más pequeñas a lo largo del día. Canine Journal, un recurso confiable, recomienda pesar a su perro y afirma: “Una regla general segura es usar 0,2 mg de CBD por libra.”

¿Puede el CBD ser peligroso para los perros?

CBD es una nueva industria en ciernes, juego de palabras intencionado. Pero todavía queda un largo camino por recorrer antes de llegar a un consenso científico sobre sus efectos a largo plazo.

Tal como está establecido por ley, no se puede recomendar ningún producto de CBD para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Si bien es ampliamente considerado como no tóxico, algunos estudios han demostrado un ligero aumento en una enzima hepática en particular, ALP. Esto por sí solo no debería ser motivo de preocupación, ya que el 51 % de los perros mayores de 8 años tienen una ALP alta por varias razones, muchas de las cuales son benignas. Pero merece más estudio.

perro con la lengua afuera

Probablemente esté familiarizado con el THC, el compuesto psicoactivo en las plantas de marihuana que causa el «subidón». Por ley, los productos de CBD de cáñamo deben contener menos del 0,03 % de THC. Debe saber que el THC es venenoso para los perros, aunque es poco probable en dosis tan pequeñas. Sin embargo, trata de encontrar un productor de confianza que te garantice cero THC.

Desafortunadamente, las regulaciones de la industria actualmente son laxas. Algunos fabricantes han sido acusados ​​de reducir su aceite de CBD con otros compuestos. Esto no debería ser motivo de preocupación si puede confiar en su fuente.

Y tenga en cuenta que ciertos aceites aditivos no solo son seguros sino también saludables para su perro: muchos productos de CBD están suspendidos en aceite de pescado, llenos de grasas omega 3 saludables. Una marca de renombre revelará esto en la etiqueta.

El veredicto: el aceite de CBD parece ayudar a los perros con demencia

La demencia canina es una enfermedad triste y grave que no tiene cura y que impone a su familia decisiones difíciles. Pero no tiene por qué pasar desapercibido o sin tratar. Con suerte, ahora tiene una perspectiva informada sobre las opciones disponibles para usted.

Quizás la ciencia arrojará más luz sobre las propiedades del aceite de CBD en el futuro. Por ahora, algunos dueños de perros lo están probando y muchos confían en él. Si sospecha que su perro tiene demencia, consulte a su veterinario antes de intentar cualquier cosa en casa.

Deja un comentario